miércoles, 6 de enero de 2016

Claudio Avruj: "Los organismos de DDHH no pueden elegir funcionarios"


Por Luciana Bertoia

Como la política de derechos humanos (DDHH)  fue la columna vertebral de los gobiernos kirchneristas durante los últimos doce años, la asunción de Mauricio Macri generó alarma  entre militantes, que se han mostrado particularmente preocupados por el futuro de los juicios por crímenes de lesa humanidad.
Claudio Avruj fue designado por el presidente para hacerse cargo de la Secretaría de Derechos Humanos. Mientras visitaba Jujuy, Avruj conversó telefónicamente con el Herald y remarcó que los juicios seguirán pero que la administración de Macri buscará forjar una nueva relación con los organismos.

¿Cómo va a ser su política de Memoria, Verdad y Justicia?
Pensamos en una agenda de DDHH amplia, donde los derechos económicos, sociales y culturales tengan un desarrollo y un cuidado. Una agenda que está alineada con la agenda 2030 de Naciones Unidas con educación, pobreza cero, identidad, derechos humanos y empresas, trata y violencia de género. Proponemos trabajar en la política de memoria y educación. Hay un compromiso con los juicios. La justicia tiene que seguir trabajando. Los responsables tienen que pagar su condena. No hay posibilidad de retroceso.

¿Y la política frente a los sitios de memoria?
Nos hemos instalado en la ex ESMA y pensamos generar allí un campus de DDHH para generar una democratización mayor. Fomentamos que se instalen otros organismos nacionales y locales.

¿Cuáles más allá de la UNESCO?
La UNESCO ya está instalada. Ya hemos tenido conversaciones con el Centro de Informaciones de Naciones Unidas (CINU), el INADI. Ya hemos acordado con Horacio Rodríguez Larreta que se va a mudar la subsecretaría de DDHH de la Ciudad, que antes estaba a mi cargo.

¿Y qué cambios puede haber al interior de la ESMA, por ejemplo con Centro Cultural Conti or el Archivo Nacional de la Memoria (ANM)?
Estamos revisando el organigrama. El Conti depende del ANM, a cuyo cargo fue nombrado Horacio Pietragalla por la presidenta dos días antes de dejar el gobierno. Lo hemos hablado con Eduardo Jozami y con Pietragalla. Estamos analizando el cambio de autoridades. Lo conversé con algunos organismos. El ANM es un instrumento central del Estado. Queremos el mejor equipo posible y haremos los cambios que correspondan.

La ESMA ocupó un lugar emblemático en la construcción política kirchnerista, ¿cómo imaginan el futuro allí?
Tenemos que desideologizar. Los DDHH son una política de Estado pero aunque estén atravesados por la política, hay que desideologizar. Los DDHH son de la gente y no de ningún gobierno. No vamos a hacer cooptación ideológica con los organismos. Vamos a trabajar con rendición de cuentas y sin sesgo político.

Usted tuiteó en el fin de semana que no importa quién ocupe la procuración, ¿qué quiere decir con eso?
Nosotros trabajamos directamente con el ministerio de justicia, que ha establecido diálogo con la procuración. A la procuradora se le han ido recortando funciones. Lo que tenemos que entender es que son instituciones del Estado independientemente de quien esté ejerciendo el rol.

Los organismos les dijeron a ustedes que no iban a tolerar que se desplazara a Alejandra Gils Carbó, ¿no temen que con el recorte de funciones y los pedidos para que renuncie se tense la relación con ellos?
Se puede tensar, como puede suceder con cualquier tema de conversación. Los organismos como cualquier otro organismo de la sociedad civil deben entender cuál es su lugar. Ya se lo dije a Abuelas. Los organismos no pueden elegir a los funcionarios. Es un cambio de paradigma en el diálogo. Las tensiones son propias del diálogo.

Los organismos y la procuradora plantean que hay que avanzar con las investigaciones a los civiles, ¿cuál es su postura?
Eso está en el marco de la decisión de la justicia. Ellos plantearon en la reunión sus preguntas en torno a la bicameral para investigar a las empresas durante la dictadura.

El PRO no acompañó la creación de la bicameral en el Congreso.
Esperemos que empiece a actuar. Yo tengo mis reservas mientras no se trate de una estructura de persecución. El PRO se abstuvo. Abstenerse tenía que ver con que no se cree una estructura que se superponga con la justicia.

Pero la justicia también necesita el impulso político...
Sí.

¿Tienen una postura frente a las domiciliarias?
Son una posibilidad que tienen los jueces. Hay que ver lo que pasó en La Pampa y en Entre Ríos porque hay atrasos. Los juicios hay que alentarlos, que se aceleren los procesos. Hay una edad avanzada también de los testigos pero hay que ser respetuosos del derecho.

¿Pero no hay que dar un mensaje más fuerte?
Nosotros ya hemos dicho que estamos por la continuidad de los juicios. Los juicios van a continuar. La justicia es un poder independiente y tenemos que entenderlo.

Macri fue criticado porque en su discurso de asunción no hizo mención a los DDHH. ¿No hay una autocrítica al respecto?
Es un cambio de conducción. Cuando habló de la lucha contra el narcotráfico, de la pobreza cero estaba hablando de DDHH. No tuvo el mismo discurso de DDHH que la presidenta anterior. A veces no es tanto el discurso sino las acciones. Él fue el primer presidente en recibir a los pueblos originarios.

¿Cómo lo afectó el falso positivo de la nieta de María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani?
Lo vivimos con mucha tristeza. Pasamos de una alegría exultante por un comunicado emitido por la fundación de Chicha a la corroboración del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) que dio por tierra. Tenemos que reconocer que como Estado tenemos a la Conadi que es una institución muy buena. La semana pasada el juez volvió a pedir el análisis y se hizo con presencia de parte y volvió a dar negativo.

¿Pudo hablar con Chicha?
La llamé dos veces pero no pude hablar directamente con ella, sino con allegados. Está muy triste, muy golpeada pero todos vamos a seguir en la lucha

¿Se replantea algo el Estado después de esta situación, más allá de que el BNDG y la Conadi estuvieron al margen?
El primer replanteo es dar mayor difusión para que la gente sepa que la Conadi existe y de las actividades de difusión que ya tienen Abuelas.

Al día siguiente del ballotage, La Nación llamó en un editorial al fin de los juicios y grupos de familiares de represores celebraron los vientos de cambio. ¿No preocupan las expectativas que generan en estos sectores?

El editorial fue desafortunado, para nada acordamos con lo que se dice ahí. Hay que dejar trabajar a la justicia. El tema de la reconciliación, no hay nadie que pueda adjudicarse el derecho a reconciliar. El Estado no puede ordenar perdonar. hay que trabajar finamente con la educación y dejar hacer a la justicia. Eso va a dar mayor tranquilidad y encuentro.