lunes, 2 de noviembre de 2015

Ernesto Sanz "No discutimos ninguna amnistía para los represores"


Por Luciana Bertoia
@LucianaBertoia


A los organismos de derechos humanos los inquieta la probabilidad de que Mauricio Macri de Cambiemos llegue a la presidencia. La posibilidad de una amnistía para los represores de la última dictadura sobrevuela como el peor de los fantasmas si el jefe de gobierno porteño se impone el próximo 22 en el balotaje contra el candidato oficialista Daniel Scioli.
Sin embargo, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), el senador Ernesto Sanz, negó esa posibilidad. Macri ya adelantó que si gana quiere que Sanz se haga cargo del ministerio de Justicia.
“No hemos discutido esa propuesta”, le dijo al Herald el senador que fue uno de los armadores de Cambiemos, la coalición entre el PRO de Macri, la UCR y la Coalición Cívica de Elisa “Lilita” Carrió.


Los organismos de derechos humanos están preocupados porque Macri podría impulsar una amnistía si llega al gobierno después de derrotar a Daniel Scioli. ¿Consideró Cambiemos esa posibilidad?
No. Nunca discutimos esa posibilidad. No es parte de nuestro plan. Yo estoy hablando desde la posición radical. No hablo sobre hipótesis. Yo no tengo que dar cuenta de quién soy. Soy radical. No necesitamos sobreactuar.

Sin embargo, hay consejeros del PRO como Diego Guelar que años atrás sugirieron una amnistía para los represores de la última dictadura.
No estoy al tanto. No tiene nada que ver con nuestros acuerdos políticos. Vamos a seguir con los juicios porque respetamos al Poder Judicial y entendemos sus tiempos.

¿Qué política de derechos humanos tendría Cambiemos?
Un concepto de derechos humanos más amplio, que tenga más que ver con la igualdad de derechos y de oportunidades.

¿No es una forma de dejar atrás la política de Memoria, Verdad y Justicia?
Miré, pertenezco a un partido que tuvo el coraje y la valentía de juzgar cuando hacerlo era todo un riesgo.

Pero hay figuras del movimiento de derechos humanos como Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, que expresaron su preocupación sobre una política regresiva.
Esas figuras están haciendo una sobreactuación.  A nosotros sí nos importan los derechos humanos.

Scioli prometió crear un ministerio de Derechos Humanos si gana, pero Macri no se ha referido a esa posibilidad.
Lo de Scioli también es una sobreactuación. Es parte de la hipocresía de la gente que nunca defendió los derechos humanos. Esos son los Kirchner que estaban escondidos en el sur cuando había que poner mucho coraje para defenderlos. No estaban interesados hasta que tuvieron que armar un relato.

Pero, ¿no cree que los avances más importantes de los últimos doce años tienen que ver con la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final así como con la renovación de la Corte?
¿La renovación de la misma Corte que personajes como Hebe de Bonafini atacaron?

Sí. ¿Cómo describiría la situación actual de la Corte que sólo tiene cuatro miembros?
Va a ser completada en su oportunidad.

¿Qué opina de la designación de Domingo Sesín y de Eugenio Sarrabayrouse hecha días atrás por el gobierno nacional para completar las vacantes en la Corte?
No opino. La legitimidad es nula para hacerlas en este momento.

¿Entonces se podría decir que el gobierno sí la tenía cuando nominó a Roberto Carlés para la Corte en enero pero la oposición no quiso tratar el pliego?
No. Nunca la tuvo.

¿Pero le parece que los candidatos son adecuados para la Corte?
No voy a opinar sobre los candidatos. No lo sé.

El mes pasado, la Cámara de Diputados aprobó la creación de una comisión para investigar el rol de las empresas durante la última dictadura. El proyecto contó con el apoyo de la UCR pero el PRO se abstuvo. ¿Le parece que estos temas podrían generar roces al interior de Cambiemos?
Yo considero que las responsabilidades de los civiles tienen que ser investigadas en los tribunales.

Pero la UCR, su partido, votó a favor de la creación de la comisión…
Yo considero eso.

Los organismos de derechos humanos han expresado su preocupación justamente porque las causas contra los civiles están estancadas. ¿Comparte esa apreciación?
No conozco en profundidad la situación. La justicia está madura para avanzar.

¿Le parece que va a poder convivir con la Procuradora General Alejandra Gils Carbó si Macri gana y usted se convierte en su ministro de Justicia?
Si Cambiemos gana, Gils Carbó tiene que renunciar el primer día. Ella adhiere a un proyecto político que no va a estar en el gobierno.

¿Y si no renuncia?
Voy a esperar. No hago comentarios sobre hipótesis.

¿Qué pasará con la relación con los jueces?
No van a tener un gobierno que los vigile, que les haga carpetazos o que genere divisiones.

¿Le parece que las divisiones fueron creadas por este gobierno y no existían antes?
Siempre existen divisiones en todas las áreas. Pero este gobierno las ha creado de manera indebida. Éste es el gobierno más corrupto de toda la historia argentina.

¿Está dentro de sus prioridades sacar al Consejo de la Magistratura del estancamiento en el que se encuentra en lo que respecta al nombramiento de jueces -- como los de Casación Penal Federal?
Está estancado porque la gente del oficialismo lo que busca es nominar a amigos. Lo convirtieron en un apéndice del gobierno. Recuerdo que el Consejo que integré entre 2007 y 2011 tenía cierto equilibrio pero ya protegía al juez Norberto Oyarbide.

En ese entonces, la UCR acusaba al gobierno de proteger al juez Claudio Bonadío también, pero ahora podría decirse lo mismo de la oposición que lo blinda en tanto investiga a funcionarios kirchneristas…
El gobierno siempre ha protegido a estos jueces. Si gobernados, le vamos a garantizar a los buenos jueces que van a hacer su trabajo sin que se los moleste. Vamos a pedir el juicio político de los malos.

http://www.buenosairesherald.com/article/202094/sanz-no-amnesty-for-repressors