domingo, 24 de julio de 2011

El mundo|Jueves, 19 de mayo de 2011
La Cámara de Diputados de Uruguay decide sobre la Ley de Caducidad

Hoy se vota el fin de la impunidad

Mientras un diputado oficialista puede hacer naufragar la iniciativa de su propio bloque, ya que se niega a alinearse con su bancada, el presidente José Mujica pidió un país “por encima de las diferencias”, en una ceremonia castrense.

Por Luciana Bertoia
/fotos/20110519/notas/na22fo01.jpg
Fotos de desaparecidos uruguayos rodean un acto castrense ayer en Canelones.
Desde Montevideo
El Frente Amplio (FA) contiene la respiración, negocia y hace cálculos. La Cámara de Diputados uruguaya tratará hoy el proyecto interpretativo que promovió la coalición centroizquierdista para dejar sin efecto la Ley de Caducidad, que impide el juzgamiento de los represores de la dictadura (1973-1985). Un diputado oficialista puede hacer naufragar la iniciativa de su propio bloque, ya que se niega a alinearse con su bancada. El presidente José Mujica volvió a meterse de lleno en el debate. Días después de mostrarse poco entusiasmado con la eliminación de la norma, el gobernante pidió ayer un país “por encima de las diferencias” al participar de un acto por los 200 años del ejército.
Uruguay recordó ayer los dos siglos de la batalla de Las Piedras, cuando las tropas de José Artigas derrotaron a las fuerzas leales a la Corona española. En esa ocasión, Artigas inmortalizó una frase que ayer volvió a resonar: “Piedad para los vencidos”. Mujica recordó el dicho y lo usó para explicar el presente de la república oriental. “No hay superación con odio, la única superación posible es siendo mejores jueces con nosotros mismos y un poco más indulgentes con los demás”, dijo el mandatario a un día de que los diputados tengan que votar si ponen fin a la ley que deja sin castigo a quienes cometieron violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar.
El mensaje de Mujica es especialmente fuerte por tratarse de un ex preso político que pasó trece años de su vida en las cárceles de la dictadura. “No hay que trasladarles a las generaciones que vienen las frustraciones de la nuestra, y lo digo como un viejo que se puso un arma al cinto. Sabemos que hay dolores ocultos. Sabemos que hay viejas que lloran por los huesos de sus hijos, que hay mucho dolor y mucha injusticia”, agregó el ex militante tupamaro ante los integrantes de las Fuerzas Armadas. “Necesitamos un país que, por encima de sus diferencias, tenga el coraje de poner por delante el nosotros”, completó el gobernante.
La organización Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos estuvo ayer también en el acto. Los militantes portaban una pancarta con una pregunta que arrastran hace décadas: “¿Dónde están? Ustedes lo saben”. Oscar Urtazún, referente de ese organismo, comentó a Página/12: “A las Fuerzas Armadas les reclamamos la verdad porque ellas la tienen. Le demostramos a toda la oficialidad reunida que seguimos con nuestra exigencia porque hay muchos que quieren dar vuelta la página”.
Mientras tanto, el jefe del ejército, Jorge Rosales, dijo que las Fuerzas Armadas querían mostrar unidad, pero reconoció que estaban preocupadas por la posible eliminación de la Caducidad. Todos los jefes militares también participaron ayer de un homenaje que se realizó por cuatro militares asesinados el 18 de mayo de 1972.
Cuando se realizaban las conmemoraciones, el FA no dejaba de negociar para que pudiera aprobarse hoy la ley interpretativa que deja sin efecto tres de los artículos de la Ley de Caducidad, sancionada en 1986. La coalición gobernante impulsa desde el año pasado esta iniciativa. En octubre de 2010, el proyecto obtuvo la media sanción en Diputados. Estuvo meses trabado en el Senado porque tres parlamentarios frenteamplistas se negaban a apoyarlo, entre ellos el ex dirigente tupamaro Eleuterio Fernández Huidobro. Después de un plenario en marzo, el FA disciplinó parcialmente a su tropa y el 12 de abril la Cámara alta aprobó el proyecto. Como en todo el trayecto se le incorporaron modificaciones, el texto tiene que ser ratificado hoy por la Cámara de Diputados.
La semana pasada, el mismo Mujica había puesto reparos a la hora de terminar con la Ley de Caducidad. Para el mandatario, hacerlo podría acarrear graves costos electorales para su fuerza, ya que se estarían desoyendo los referendos que en 1989 y 2009 ratificaron la amnistía. Aun así, el plenario del FA se reunió el sábado pasado y mantuvo el mandato para que los diputados votaran a favor del proyecto interpretativo.
Pero el diputado oficialista Víctor Semproni (Espacio 609, en el FA) se niega a pronunciarse junto con sus compañeros de bloque, lo que pone en serios aprietes al FA. La coalición gobernante tiene 50 diputados, mientras que la oposición cuenta con 49 (30 son del Partido Nacional, 17 del Partido Colorado y dos del Partido Independiente). Si no vota Semproni, no habrá mayoría simple y el proyecto pasará a la Asamblea General, donde el FA no tiene los dos tercios necesarios.
“La única posibilidad de que yo cambie mi voto es que los tanques rusos invadan Montevideo y me obliguen a votar en el Parlamento. Como no existen más los tanques rusos con los que antes nos asustaban, esto no cambia”, dijo ayer Semproni a Página/12. Hace meses, Semproni maneja un proyecto alternativo que plantea la derogación de la Ley de Caducidad. Días atrás, Mujica le pidió al diputado que bajara los decibeles en su pelea dentro del FA. “Bajar los decibeles quiere decir que no sea tan duro con el proyecto que estoy cuestionando. Quiere que lo cuestione un poco más bajito”, respondió Semproni, quien mantuvo una reunión hasta entrada la noche de ayer con el senador frenteamplista Rafael Michelini, uno de los principales impulsores del proyecto que se debatirá hoy. Consultado por este diario tras el encuentro, Michelini prefirió no hacer declaraciones ni aventurar ningún resultado.
Otra de las alternativas que maneja la prensa uruguaya es que algún diputado opositor se ausente o se levante al momento de la votación, lo que dejaría al FA con los votos necesarios aunque Semproni no votara con su bloque. “El FA no puede especular con eso, que no va a ocurrir. La derecha de este país está alineada con la impunidad, lo ha estado desde siempre y, por lo tanto, mañana (por hoy) va a actuar en consecuencia. El que también tiene que hacerlo es el FA”, resaltó a este matutino el diputado Luis Puig, del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en el FA, otro de los promotores del proyecto interpretativo.
Las dudas se despejarán a partir de las 15, cuando arranque la sesión en el Palacio Legislativo. Para esa hora, la principal central obrera uruguaya, el PIT-CNT, convocó a un paro general parcial que se extenderá hasta las 19 y que tendrá carácter metropolitano, ya que regirá en Montevideo, en Canelones y en San José. El FA también llamó a movilizarse al Congreso para demandarles a sus legisladores que pongan fin a la Ley de Caducidad. “Mañana (por hoy) estaremos asistiendo a una jornada de fiesta o a un día de duelo, porque si efectivamente el FA no logra disciplinar a sus parlamentarios, será una nueva frustración para el pueblo uruguayo”, advirtió Juan Castillo, dirigente del PIT-CNT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada