miércoles, 13 de abril de 2011

Echan de Argentina a un preso chileno

El Ministerio del Interior chileno logró llevarse a uno de los hombres más buscados en el país trasandino. Juan Aliste Vega está acusado de haber participado en un robo a un banco, donde murió un carabinero. Un Tribunal Militar de su país lo reclama para juzgarlo mediante la ley antiterrorista chilena. Según el diario chileno La Tercera, el 18 de octubre de 2007, Marcelo Villarroel, Juan Aliste Vega, Carlos Gutiérrez, junto a Freddy Fuentevilla y Víctor Jerez, habrían asaltado la oficina del banco Security. En la huida, alguien del grupo le habría disparado al cabo Luis Moyano, quien murió en el lugar.
En la terminal de Retiro, la División Antiterrorista de la Policía Federal argentina y la Interpol detuvieron el 9 de julio pasado al hombre que las autoridades chilenas venían siguiendo desde finales de 2007. De allí, Aliste Vega fue trasladado al penal de Ezeiza, desde donde tenía que esperar que el juez federal Alberto Santamarina decidiera si lo extraditaba o no a Chile. El magistrado tenía treinta días hábiles para concluir el juicio de extradición y pronunciarse.
Pero el Ejecutivo argentino había decidido la expulsión de Aliste por no tener registro de su entrada en el país. La determinación de la Dirección de Migraciones no contemplaba los cargos que pesaban en Chile sobre el detenido.
Aliste Vega se define como un militante social que participó en la resistencia a la dictadura de Augusto Pinochet. La prensa chilena lo vincula con el movimiento Lautaro, un grupo radical trasandino. Pero Aliste rechaza esa vinculación.
Después de que el miércoles a la tarde las autoridades argentinas ratificaran la expulsión, el gobierno chileno levantó el pedido de extradición. Aliste Vega fue liberado y directamente trasladado a Chile en un avión de la Fuerza Aérea de ese país. Allí la Justicia le dictó la prisión preventiva y lo acusó formalmente por tres robos a bancos.
“Este ciudadano va a cumplir con su deber de enfrentarse a los tribunales de Justicia en Chile, porque el crimen que él cometió en contra del cabo Moyano lo cometió en nuestro país”, dijo Rodrigo Hinzpeter, ministro del Interior. La esposa del carabinero muerto festejó la noticia. “Me da harta esperanza de que se está haciendo justicia”, dijo a la prensa trasandina Paola Riveros.
En cambio, Martín Alderete, el abogado argentino de Aliste Vega, equiparó la expulsión de su cliente a un secuestro. “La ilegalidad de la situación tiene que ver con que se lo expulsó con una resolución que no me fue notificada y por eso no la pude impugnar. En pocas horas se hizo toda una maniobra coordinada”, argumentó ante Página/12 el letrado.
“Había un juicio de extradición en trámite y para extraditarlo se tenía que verificar que en Chile estuvieran dadas las garantías para que sea juzgado debidamente. No se puede extraditar a alguien violando tratados internacionales”, dijo Alderete.
Según un informe de Amnistía Internacional de julio de 1999, Aliste Vega fue torturado en cárceles chilenas, donde pasó doce años preso.

Informe: Luciana Bertoia

© 2000-2011 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario